Errores en el Diseño Web

El diseño web es una actividad con infinidad de condimentos, donde los detalles bonitos son tan notorios como también lo son los errores.

Existen errores que se dan pocas veces, pero al mismo tiempo se pueden ver errores recurrentes, como por ejemplo:
– utilizar demasiadas fuentes
– abuso de los márgenes
– mala implementación de llamados de atención
– enlaces que no funcionan
– etc.

Teniendo en base nuestra experiencia y la experiencia de especialistas de todo el mundo, podemos sugerir:

– Fuentes serif y sans-serif
Fuentes tipográficas. La parte más importante de una página web sigue siendo el “Contenido”, por lo tanto, a la hora de armar el proyecto, el diseñador debe tener en claro esta importancia. Debe saber discernir sobre qué tipografía y tamaño utilizar, y cuando esto sucede, el impacto del contenido es más positivo en el usuario y logra hacerlo más interesante.
Ahí reside la clave: “contenidos interesantes para el usuario”

Hoy en día muchos diseñadores suelen mezclar fuentes, y no está mal si se sabe lo que se hace. De hecho, existen muchas experiencias donde han aplicado mezcla de dos estilos diferentes de tipografías y han conseguido muy buenos resultados, pero hay que tener cuidado al mezclar fuentes serif con fuentes sans-serif. Una buena idea es pedir una opinión a tu cliente antes de presentar el proyecto con fuentes mezcladas, sobre todo si te estas iniciando en esta actividad.

Cantidad de fuentes.
Mezclar fuentes puede incidir de mala manera en la legibilidad del texto. Es preferible trabajar con pocas fuentes, en lo posible 2, tratando de utilizar la misma fuente para el contenido y la otra para títulos y encabezados, y demás estilos de esa índole.

La importancia del contraste.
Estamos seguros de que todo diseñador web aspira a lograr diseños únicos, y en esa aspiración podemos quedar proclives a cometer más errores, como por ejemplo, el uso indiscriminado de colores.
Uno de los errores que suelen presentarse con los colores, es el de no mantener la relación de contraste entre el fondo y el contenido. Cuando este contraste es armonioso, brinda una mejor legibilidad al usuario y resalta la importancia de los contenidos que, como dijimos anteriormente, es la clave.

El espacio.
Las pantallas tienden a volverse cada días más grandes, y eso conlleva a que el espacio a utilizar deba ser trabajado de mejor manera al momento de plantear y armar la estructura de una página y su diseño web. El mínimo hoy en día es 1024 x 768 píxeles, y sin tener en cuenta a los dispositivos móviles que utilizan pantallas más pequeñas.
“Trabajar con el espacio negativo” se denomina cuando se trabaja sobre el padding, los márgenes y el espaciado en general entre elementos. Los mejores diseños que verás por la web hacen un gran uso del espacio negativo y así obtienen gran visibilidad, ya que el contenido es bien distinguible de otros elementos y, con una simple pero inteligente selección de colores, se vuelven totalmente funcionales.

No uses “vieja tecnología”
Esto debería ser ilegal: Existen diseñadores web que siguen usando tablas como a principios del 2000, que siguen desarrollando con Frontpage, o siguen utilizando GIFs animados, frames e incluso música de fondo.
No hagas eso: Está fuera de estilo, fuera de los estándares, sólo hará que tu página web vaya más lenta, reduce drásticamente la compatibilidad con los navegadores más modernos e incluso, puede lograr que tu sitio no indexe en lo absoluto.

Recent Posts

Leave a Comment